El fútbol y su dolor

La práctica de los deportes ha acompañado al hombre por siglos.  Durante muchos años los juegos con pelota han sido centro de atención en el mundo entero. Desde la Edad Media, el fútbol se convirtió en una manera diferente y entretenida  de solucionar situaciones, o dar por terminadas disputas eternas a causa de egos o pensamientos.

 

Cuentan  que antes de llegar a islas inglesas , romanos y griegos  lo practicaban y su obsesión por el balón fue cada vez mayor. 

 

Hoy en día se roba toda la atención, mueve pasiones, despierta sensaciones, enfrenta personas y une corazones.  Es el más practicado en el mundo entero. Por el cual muchas veces perdemos la cabeza hasta el punto de olvidarnos de quiénes son sus protagonistas y qué hay detrás de ganar o perder.

 

Puede que no sea el deporte de mayor riesgo comparado con otros como el rugby o el fútbol americano, pero día a día, las posibilidades de una grave lesión son mayores. Innumerables partidos, infinitos torneos, largas sesiones, interminables temporadas y absurdos intereses económicos que llegan al punto de la exageración, hacen del fútbol de hoy un deporte para guerreros. Y aunque  en algunas ocasiones es casi imposible hallar un culpable. Los continuos sobre esfuerzos y recargas físicas hacen que cada vez el jugador sea más vulnerable  a esta situación.

 

El fútbol es felicidad, gozo, es el grito, es amistad, es compartir, es celebración, es emoción desbordante y también es esa oración por el que sufre, y ese abrazo solidario para el que en un segundo, pudo pasar… de héroe a víctima. 

 

Por: Laura Benavides @la_benavides

Win Sports
 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

February 15, 2016

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload